miércoles, 16 de febrero de 2011

MANDY / BARRY MANILOW



"Mandy" es una canción del cantante y compositor estadounidense Barry Manilow, que fue lanzada como single en Septiembre de 1974 y está incluída en su segundo trabajo de estudio titulado simplemente como "Barry Manilow II".
Este cantante, oriundo de Brooklyn y que viene de una famila judía, es considerado como un artista escencial y de alta influencia para muchos jovenes talentos que admiran mezclar en sus shows algo de actividad teatral al interpretar una canción, un detalle importante que lo hizo marcar terreno ente tanto cantante que se paseaba por la escena musical norteamericana.

Pero la historia de esta canción empieza en el año 1971, cuando el cantautor estadounidense Scott English publica un single donde aparece una delicada balada llamada "Brandy", que había escrito junto al compositor inglés Richard Kerr.
Tras lanzar el single, la canción apenas llegó al puesto #91 del Billboard Hot 100 y pasó rápidamente al olvido en Norteamerica tras una escasa promoción en los medios de comunicación.
Distinta fue la suerte de esta balada en el Reino Unido, en donde llegó al puesto #12 del UK Singles chart en 1972 y quedó dentro de los singles que marcaron pauta dentro del mercado musical británico.
Fue tanta la popularidad de esta canción en tierras británicas que las radios la tocaban varias veces en un día y la prensa empezaba a rellenar páginas y páginas en sus periodicos tratando de elaborar conclusiones sobre quien sería la tal Brandy que inspiró esta delicada pieza musical.
Estos periodistas llegaron a tal punto de su dilatada investigación que llegaron a concluír que la canción era sobre el perro de English. Claro, tal como lees, estos seres dueños de la palabra escribieron en sus medios que la canción era sobre un can, que tras su muerte había dejado en una profunda depresión al cantante.
Pero esta sorprendente conclusión tiene un origen notable. Resulta que todos los días llamaban al telefono particular de Scott English centenares de periodistas ingleses que querían saber la historia verdadera de Brandy. Este ritual comenzó siendo celebrado por el cantante pero con el paso de las semanas se volvió algo estresante. Cuento corto, un día el cantante no aguantó más y cuando llamó un periodista consultando sobre la temática de la canción, Scott pescó el telefono y le dijo lo primero que se le vino a la mente, para que estos seres lo dejen en paz: "Te daré la exclusiva. Trata sobre un perro que tuve, que se parecía a Lassie y que la tuve que enviar muy lejos. Ahora dejame tranquilo". Luego de eso, el autor de "Brandy" colgó e telefono y de ahí en adelante, gracias a esa inocente mentira, nadie le volvió a preguntar sobre ese tema...
Eso sí, al otro día varios matutinos tenían en su portada la noticia de que "Brandy", la canción de moda en esos días, estaba inspirada en el perro del cantante e inventaban historias fantásticas llenas de realismo mágico que dejaban chico a García Marquez.

Pasaron tres años para que esta canción volviera a las pistas. Esta vez en la voz del cantante y compositor estadounidense Barry Manilow, quien venía de un frío debut musical que había provocado cierto enojo y el quiebre dentro de la plana mayor del sello Arista, quienes tenían mucha esperanza en el talento de este jóve artista.
El dueño de este sello discográfico, le propuso a Barry grabar esa famosa balada "Brandy", con el fin de promocionar de manera exitosa su segundo trabajo discográfico y no volver a pasar por otro fracaso comercial, ya que eso si que sería duro para ambas partes.

En un principio, Manilow no encajaba con la balada e incluso pensó dejarla de lado y grabar otra canción. Es que no la podía sentir suya, se sentía incomodo cantando algo que ya había tenido éxito y que en una segunda versión sonaba sólo como una imitación barata hecha simplemente para recaudar dinero fácil.
Pero ante tanta insistencia por parte de sus productores, el compositor decidió adaptar la melodía hasta convertirla en una balada ultrameláncolica, donde la angustia saliera a flor de piel y la interpretación llegara hasta el alma del oyente. Ese detalle marcó a la versión de Barry.
Otro detalle importante y propuesto por el cantante, fue el llamativo cambio de título en la canción, que pasó de ser "Brandy" a "Mandy". Esto se tuvo que hacer para evitar confusiones con la canción "Brandy (You're A Fine Girl)", que fue todo un hit en 1972 en voz del grupo Looking Glass.

"Mandy" trae un trabajo musical muy interesante, ideado por Manilow y su productor Ron Dante, en donde se apoderan de una melodía ajena pero le incluyen una parte de cuerdas, unos coros celestiales y toques de timbales que dejan los pelos de punta y le dan una sensación impactante a la canción.
Esta versión en manos de Barry Manilow, golpeó fuerte en el Billboard Hot 100 y llegó al puesto N°1 dee ese chart, siendo el primer single del sello Arista en llegar a esa posición. Además sfue certificada con un disco de Oro y catapultó a la fama a este músico, al cual muchos periodistas catalogaron como un "fenómeno".
Es que fue un hit que dió la vuelta al mundo, por ejemplo en el Reino Unido, "Mandy" llegó al puesto #11, en Nueva Zelanda al casillero #30, en Canadá al puesto #1 y en Alemania llegó al #19.

Una balada de lujo, una canción eterna, un transportador de emociones, un himno a la nostalgia. Esas frases puede resumir lo que se siente al escuchar esta balada, que dé seguro les traerá más de algún recuerdo.
Que la disfruten!!!

2 comentarios:

Juan R. Fernandez dijo...

Esa es informacion incorrecta, ni fue Barry Manilow quien la escribio, ni la xanto por vez primera. Fue en 1971 por Scott English. Realmente no obtuvo mucha acogida, English tenia uba voz peculiar como afro blue. 3 años despues se la presentaron a Barry y esta la llava a niveles increibles de exito. Pero no es ni mucho menos del. Saludos

Ruben Estrada dijo...

Creo qye no has leido el artículo amigo, pues es precisamente lo que dice con todo lujo de detalles.